BLOG DIMEC - DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA MECÁNICA | USACH

La ética profesional como elemento de desarrollo para un país

El director del CICES y académico del DIMEC, sr. Mario Letelier, presentó en el auditorio de Ingeniería Mecánica la charla “Ética profesional en Ingeniería, desafíos actuales”, profundizando los principios de la ética en el ejercicio de la profesión y cómo esta impacta de forma directa con el desarrollo del país.

Haciendo una clara distinción entre la ética que estudia los valores inherentes de una sociedad y la ética profesional, aquella vinculada a los valores del ejercicio de cada actividad y/o profesión, el académico sostuve que la ética para los ingenieros implica una gran responsabilidad social, dado los recursos que implica su formación, el manejo de recursos materiales y financieros que adquiere el profesional y las responsabilidades que los ingenieros tienen con la seguridad y bienestar de las personas.

Para profundizar en la idea de la responsabilidad que asume un ingeniero, el académico tomó como ejemplo lo establecido por la Sociedad de Ingenieros Mecánicos de Norteamérica, organismo que establece que la ética profesional es importante para así promover el uso del conocimiento ingenieril para aportar al bienestar humano. “Es decir, quien no cumple con esto está fallando éticamente a la sociedad”, reflexionó.

Además, afirmó que temas como la seguridad y salud de las personas, el desarrollo sustentable y protección del medio ambiente y las tareas técnicamente correctas, están dentro del comportamiento esperado de un ingeniero, además de recalcar que la ética está vinculada al desarrollo de un país y que por tal “la ética de un país es la suma de la ética de las personas”.

“La carrera de ingeniería está directamente relacionada con el crecimiento de un país y, el país en la medida en que se vea más responsable, creíble y confiable, tiene más posibilidades de desarrollo y eso depende directamente de los profesionales”, argumentó.

Por tal, el comportamiento ético del ingeniero está en su desempeño realizando tareas pertinentes al área de sus competencias, el continuo desarrollo profesional, es decir, ir actualizando su conocimiento a lo largo de su carrera, el llamado “aprendizaje de por vida” y la disposición de orientar y formar a nuevos ingenieros, sea en la academia o en el mundo laboral.

Para finalizar, el sr. Letelier destacó que, independiente de los códigos de ética que organismos como el Colegio de Ingenieros o las empresas tengan e implementen, el profesional a lo largo de su trayectoria va adquiriendo un modelo ético propio, sustentado en valores sociales y los principios éticos atingentes a cada profesión. “El comportamiento ético es un capital intangible de enorme valor práctico”, reflexionó.

Comparte este artículo en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos más recientes

Categorías

Redes Sociales